RaqueLíquida

El mundo líquido… desde mis zapatos

De vinitos jóvenes también se vive

Hace exactamente una semana se celebró en Madrid una de mis ferias vinícolas favoritas, que además está abierta al público: Primer, la feria del vino joven o feria de los vinos de maceración carbónica.
Durante dos días se pueden catar, de manos de los dueños de las bodegas en algunos casos, de sus comerciales en otros, los vinos recién embotellados de la cosecha de ese año, prácticamente dos meses después de que acabe la vendimia.Los visitantes llevan su catavinos colgado en una bolsita donde también está su cuaderno para tomar notas
La técnica de la maceración carbónica consiste en fermentar las uvas enteras, sin prensar, en una atmósfera cargada con dióxido de carbono.
Este procedimiento provoca una fermentación dentro del grano de la uva que da como resultado unos vinos muy aromáticos, con muchas notas frutales y de colores muy vivos que se mueven por el violeta, el púrpura, el morado, el rojo rubí o los tonos de color piruleta de fresa.
Eso sí, son los primeros vinos en salir (aunque a veces hay vinos elaborados así que luego pasan a las barricas para criarse allí durante unos meses), pero también son los que menos duran, y la mejor época para tomarlos es desde ahora hasta la primavera.
Son vinos sin muchas complicaciones donde lo que se percibe al tomarlos es la expresión de ese año en el campo, en la uva: si ha sido un año más o menos seco, más o menos complicado por el hielo o el granizo… las uvas absorben todo eso que pasa en el campo y nos lo cuentan en los vinos de todos los tipos, pero donde no hay apenas más ingredientes es en estos, que son todo fruta.
Aunque sí son muy conocidos y se toman mucho en el norte, por Navarra, La Rioja, Cantabria o el País Vasco, los vinos de maceración carbónica son poco conocidos más al sur. Por eso me gusta mucho Primer, porque es difícil encontrar vinos de este tipo en locales poco especializados y en restaurantes.
Aunque hasta el año que viene no habrá otra edición, unos cuantos locales en Madrid se han atrevido a dar cancha a este tipo de vinos y colocarlos hasta el próximo 19 de diciembre en sus estanterías y barras para darlos a conocer. Así que aún hay tiempo para probarlos en la capital.
Estos son los locales para todo aquel que se anime a dar una oportunidad, o dos, a los vinos de maceración carbónica:
Bodega Trigo (Calle San Pedro, 8. Tel. 914 293 658).
Bodegas Rosell (Calle General Lacy, 14. Tel. 914 678 458).
Centro Cultural del Gusto A PUNTO (Calle Pelayo, 60. Tel. 917 021 041).
De Pura Cepa (Calle Fuente del Berro, 31. Tel. 913 092 879).
El Quinto Vino (Calle Hernani, 48. Tel. 915 536 600).
Pinkleton & Wine (4 tiendas en el Mercado de San Miguel).
Restaurante Feito (Calle San Antonio de Padua, 28. Tel. 917 922 885).
Restaurante La Taberna de Liria (Calle Duque de Liria, 9. Tel. 915 414 519).
Bodega Santa Cecilia (Calle Blasco de Garay, 74. Tel. 914 455 283).
Vinarium (Calle Capitán Haya, 22. Tel. 914 179 768).
Vinoteca Maestro Villa (Cava de San Miguel, 8, Arco de Cuchilleros. Tel. 913 642 036).
Vinoteca La Herradura (Paseo de Extremadura, 117. Tel. 914 701 621).

Single Post Navigation

One thought on “De vinitos jóvenes también se vive

  1. Estoy muy de acuerdo contigo, Raquel. Un vino joven o una maceracion carbónica puede ser muy interesante. La excelencia no sólo se encuentra en los vinos más longevos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.978 seguidores

%d personas les gusta esto: