RaqueLíquida

El mundo líquido… desde mis zapatos

Vino en las discotecas, que no sea una excepción

La semana pasada un grupo de jóvenes bodegueros presentó un par de vinos, los “Terrible”, en la madrileña Sala El Sol, con concierto de The Cabriolets incluido y comidita rica para picotear algo. A pesar de que la cantante bebía cerveza sin alcohol durante el concierto, en la sala lo que más se llevaba esa noche era beber vino. Y eso me encanta.

Y no solo me encantó entonces, me gustaría que se pusiera de moda. Sí, ya sé que es mucho pedir en un país en el que muchos consumidores de vino están desapareciendo. Y que no se incorporan nuevas generaciones a esto del bebercio que no tiren más por el calimocho (muy digno, oiga) o directamente por copazos innombrables mal preparados, mal combinados y potencialmente venenosos, no solo del cuerpo sino de la mente.

¿El vino de moda? ¿Por qué no?

Pero no pierdo la esperanza de que, poco a poco, el vino se ponga un poquito de moda, que se aleje de esa pátina rancieta que lo asocia con esnobs y se venga a la barra de las copas. Porque, durante el par de horitas que duró la presentación, había gente joven, GENTE JOVEN bebiendo copas de vino, blanco y tinto, Ribera y Rueda. Sé que fue un momento en el que el vino jugaba con ventaja y que Bimba Bosé, voz de The Cabriolets, no pasó por el aro de probar una gota sobre el escenario (quizá no le guste el vino, quién sabe). Pero ver a un montón de gente en vaqueros y camiseta, zapatillas y pelos de colores, rastas, gafas de pasta, tacones exagerados y ropa ajustada, todos compartiendo los Terribles, fue una enorme satisfacción que dibujó una sonrisa en mi boca toda la tarde.

Poner el vino en las discotecas y pubs, todo un reto

Oigo por ahí, me cuentan que en otros países el vino por la noche está de moda. Y no pierdo la esperanza de que aquí se convierta no ya en una moda, sino en una costumbre. Aquí, en un país productor con muchas raíces profundas que hacen del vino una bebida tradicional, cuesta bastante dar la vuelta a muchas creencias y rutinas en torno a él. Empezando por los servicios de vino, el poder contar con una botella a buena temperatura en una discoteca, algunas copitas que no hace falta que sean de lujo, dos o tres marcas para elegir… Cuesta, pero si hay muchas marcas de ginebra, ¿por qué no podría haberlas de vino? Algo sin pretensiones, precisamente como estos Terribles que están, todo sea dicho, muy ricos, y están pensados para beber en sitios como El Sol, o en cualquier otra discoteca o pub.

Etiqueta de uno de los vinos Terribles, el tinto de Ribera del Duero

Poco a poco, con iniciativas parecidas a la de los chicos de Terrible, igual hay alguna posibilidad.

Single Post Navigation

9 thoughts on “Vino en las discotecas, que no sea una excepción

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Si, si, mucha gente joven y todo lo que quieras, ahora que poner de ejemplo a BBosé no parece el mejor camino… Me da que lo de beberse el vino no es lo suyo. En fin… http://www.youtube.com/watch?v=JRu6Q-fj_mA

    • Miguel, justo es eso lo que he tratado de decir, que ella precisamente no dio ejemplo bebiendo vino, y algunos de sus amigos presentes entre el público tampoco… pero hay más gente que no pierde para nada glamour, sino que lo gana, con una copa de vino en la mano. Eso sí, que cada uno beba lo que quiera, ¿no te parece?

  3. A mi me parece fenomenal la iniciativa de los bodegueros. Que Bimba no beba vino me da igual, tampoco se trata de una persona que cree tendencias. En cambio si que sería importante que en pubs y locales de noche se pudiera beber vino como otra opción a las copas de destilados o combinados…Ojalá se convierta en tendencia como sucede en otros países europeos o en EEUU.

  4. Sí, a mí me encantaría, la verdad. Apenas tomo copas, y a partir de la una de la madrugada ya me se me empieza a poner la cosa difícil. ¡Quiero vino ya en todas partes! jaja

    • ¡Y yo! Gracias Alexandra por tus comentarios, en cuanto a este, creo que estamos completamente de acuerdo. Tanto cava, champagne, vinos tintos a buena temperatura, rosados y blancos son una excelente opción y, yo creo que, además, es mucho más glamorosa que un vaso de tubo con hielos. Pero confío en que empecemos a verlo como una alternativa en sitios para salir de noche.

  5. Gabriel Haro on said:

    A mi modo de ver, entiendo que el vino no debiera ser una moda, ya que moda lleva implícita una parte de temporalidad muy importante. Donde creo que el vino debiese ser una costumbre cotidiana es en nuestra mesa, como pueden serlo el pan o el agua, esto es como entiendo que debe ser.

    Eso sí, este tipo de iniciativas siempre están bien.

  6. Pingback: Sobre blogs, nuevas tecnologías y vino… me voy a Enofusión « RaqueLíquida

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.980 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: