RaqueLíquida

El mundo líquido… desde mis zapatos

Pistas en La Red y fuera de ella para encontrar vinos BBB

Buenos, bonitos, ricos, y con tanta subida, recorte, desmotivación y bolsillos raídos… baratos, por supuesto. La p(…) crisis nos obliga a tener una cinturita de avispa que ya la hubiera querido para sí Audrey Hepburn de tanto apretarnos el cinturón. Pero no dejemos sitio al desánimo y, amigos, bebamos. Bebamos por poco dinero y sonriamos a cada trago, brindemos con amigos por lo bueno (qué coño, que también nos pasan cosas buenas a diario) que esté por llegar. ¿Cómo, si no tenemos un céntimo? Tranquilos, que hay pistas por internet y fuera de la red para encontrar nuestros vinos excelentes a un precio imbatible. Y al IVA… que le den.

Hace poco me enviaron una nota de prensa que me hablaba de una cata para escoger el mejor reserva de Rioja… ¡de supermercado! No pude evitar sonreírme y decirme a mí misma que ya es hora, leñe, de que el vino se asocie todo el rato con esnobismos vacuos y lenguaje altisonante. ¡Si el supermercado es un lugar tan bueno como cualquier otro para encontrar joyitas a precios que no nos dejen con los ojos tristes como el gato de Shrek!

Parece decir mirando a la estantería: oooohú, no me llegan loh eurilloh para eze vino...

Parece decir mirando a la estantería: oooohú, no me llegan loh eurilloh para eze vino…

Por cierto, que el segundo lugar en esa cata lo ocupaba un vino de marca blanca de Lidl que costaba 3,99 euros, Cepa Lebrel. Ale, ya lo estáis buscando y probando.

El vino de Lidl. A ver qué os parece cuando lo encontréis

El vino de Lidl. A ver qué os parece cuando lo encontréis

Ya que hace unos días me sobré con el post de los líquidos caros, ahora toca una de arena. Ese mundo, el de los líquidos con precios elevados, es el del prestigio, el de los sueños, pero el mundo de unos pocos. Nosotros, la mayoría, vamos a tiendecitas o a supermercados a comprar (de todo, no solo vino) así que no está de más encontrar algunas pistas. Partiendo siempre, eso sí, de que el vino mejor es el que a uno le hace decir, como dijo ayer mi amigo Alberto mientras comíamos: “este vino está de puta madre” (lo dijo de un vino de Toro de poco más de 10 euros en tienda. Pues eso.

En la Red- Bloggers con vista, olfato… y gusto

En Internet, aparte de muchas tiendas de vino on- line en las que se puede elegir hasta dónde pagar por el vino (eso sí, hay que contar el transporte, que si no pedimos muchas botellas puede ser más caro que nuestros vinejos estupendos y baratuchos), hay una referencia que, para mí, es imprescindible antes de entrar en un supersol, eroski o mercadona cualquiera: Maite Corsín y su blog “Vinospara”. Porque a ver, podemos comprar un vino que nos mole por la etiqueta, porque es de rioja y nos suena que “estos tienen que ser buenos que ya los bebía mi abuelo” pero ¿para qué nos sirve este vino? ¿Qué hacemos con él? Beber copitas de aperitivo, combinarlo con una hamburguesita deliciosa o prepararnos un buen asado al que, previamente, le habremos echado un chorrito de ese tinto o blanco. El vino es siempre, siempre “para”. Y por eso Maite da en el clavo con sus posts estudiadísimos y curradísimos (los compra, los cata y los califica gracias a una amplia experiencia como catadora y compradora) sobre vinos que cualquiera puede encontrar en el supermercado y que rondan, como mucho, los 12-15 euros.

Veréis que tiene un estudio profundo de los supermercados más conocidos de este país y se ha “fundido” las estanterías para catar y reseñar a los mejores. Un estudio que es único y que creo que da en el clavo. Porque no siempre tenemos 20 euros libres para un vino.

Otro bloguero aficionado al vino (sabe mucho) y muy majete, Joan Gómez Pallarés, también hace un par de recomendaciones que puede estar bien probar. Yo, por lo que cuestan, le haré caso. Y la periodista Alexanda Sumasi va en la misma línea en un artículo donde da algunas direcciones gastrovinícolas para disfrutar en casa, e incluye varios tipos de vinos.

En las librerías…

En fin, aunque creo que no son el instrumento más popular y que los puntos hoy provocan casi más desconfianza que certeza, hay un par de guías en el mercado que también se han centrado en vinos anticrisis.

El primero, que también ha analizado Maite, es “Los Supervinos”, un repaso a marcas conocidas (no blancas) que se pueden encontrar en grandes superficies con un precio máximo de 6,99 para los vinos y 11,99 para los cavas. Maite le encuentra puntos débiles, como la ausencia de añadas, un elemento que es esencial para que un experto ejerza realmente como cicerone de nuestras compras.

Otro invento híbrido entre una guía de vinos convencional y un producto que recoge el trabajo de cata de sus autores es la Guía del Vino Cotidiano, que contiene catas de ejemplares líquidos por menos de 10 euros. Hay vinos de todas partes y se indica alguna sugerencia para acompañarlo con comida. Problema: no dice dónde encontrar algunos vinos menos comunes así que mejor ser un buscavinos empedernido. Además, solo en su versión internauta, sin cata, se puede ver el mejor momento para consumirlo, que ayuda a no tenerlo guardado esperando que fallezca.

La Guía del Vino Cotidiano, con vinos por menos de 10 euros

La Guía del Vino Cotidiano, con vinos por menos de 10 euros

La Guía Peñín organizó también un salón de vinos (llamado 5Stars) de menos de 10 euros y puntuaciones (suyas, claro) por encima de 90 puntos. Estaba abierto al público y la entrada era más cara que los vinos que se podían encontrar allí: 15 euros. Si se vuelve a repetir, es un buen momento para tomar nota de vinos que en ocasiones rozaban los dos o tres euros y hablar en directo con los bodegueros. Peeero, para eso hay que ser un poco aficionado, mínimamente vinogeek.

Cuando no se sabe, y no se quiere saber mucho de vino, y tampoco se quiere gastar mucho en una botella (algo perfectamente plausible, dado que tenemos la suerte de tener vinos muuuuy baratos y realmente buenos, pero hay que experimentar y probar) estas herramientas y pistas están bastante al alcance de la mano. Supermercados y tienditas modestas pueden tener grandes blancos, tintos, rosados y espumosos por un precio que sorprende, muy por debajo de lo que se esperan aquellos que dicen que el vino es caro.

¡A disfrutar!

Single Post Navigation

4 thoughts on “Pistas en La Red y fuera de ella para encontrar vinos BBB

  1. Muy reflejado en el gatito…voy a tener que empezar a beber agua….no podrán con nosotros!

  2. En España tenemos la suerte de poder disfrutar de vinos muy buenos a precios más que comedidos.
    La caza de buenas ofertas actualmente creo que podría incluir las tiendas tipo “outlet” de vinos que cada vez pueblan más la red. Yo estoy suscrito a varias, y a veces encuentras muy buenos precios. Eso si, recomiendo mirar con cuidado las añadas (a veces el precio de saldo es por vinos ya moribundos), comparar los precios con otras tiendas (en ocasiones el ofertón no lo es tanto) y echar cuentas con los gastos de envío, ya que estos gastos nos pueden echar por tierra el buen precio del producto.
    Saludos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.971 seguidores

%d personas les gusta esto: