RaqueLíquida

El mundo líquido… desde mis zapatos

¡Ánimo, España!

No soy experta,  ni mucho menos, en gastronomía, pero he recibido una información que creo que merece la pena dar a conocer.

El próximo martes, 11 de diciembre (una fecha llena de unos, si creemos en la numerología podríamos pensar que es una señal de esperanza) habrá en Madrid, en el Hotel Mirasierra Suites, una cena para apoyar al candidato español al prestigioso (el más prestigioso del mundo se autoproclama) concurso gastronómico Bocuse D’Or 2011, cuya final mundial se celebrará en Lyon. Se llama Juan Andrés R. Morilla y trabaja en el restaurante El Claustro, de Granada, pero por falta de patrocinio su participación en la final mundial está en peligro. Por eso sus compañeros de profesión, entre ellos cocineros de gran renombre como Paco Roncero, Koldo Royo, Mario Sandoval o Alberto Chicote, junto a una quincena de bodegas, han organizado esta cena en la que los chefs ofrecerán sus creaciones a los comensales y las bodegas algunos de sus vinos.

Juan Andrés se merece todo el apoyo que se le pueda dar desde España

Juan Andrés se merece todo el apoyo que se le pueda dar desde España

Se trata de un acto de unión entre gastrónomos y bodegas para apoyar a un cocinero patrio, y con él a toda la cocina española, en un certamen en el que España no ha obtenido ¡nunca! ni un primero, ni un segundo ni un tercer puesto, mientras que escandinavos y franceses han ganado oros, platas y bronces año tras año desde la primera edición, en 1987. Dado que España es cuna de algunos de los mejores cocineros del mundo (n0 solo por las Estrellas Michelin que tienen los restaurantes españoles, sino por sus logros gastronómicos, firmados por genios como Adrià, Arzak, Subijana, Berasategui, Ruscalleda, Aduriz, y una lista que de larga sería casi aburrida), resulta difícil explicar, y entender, cómo es que ninguno de nuestros representantes ha tenido una participación galardonada con un Bocuse. Cada uno puede interpretar esta circunstancia como quiera, al fin y al cabo es un concurso…

Pero como buenos españoles, no debemos perder la esperanza y confiar en que la cocina que representará el joven Morillas a finales de este mes dejará el pabellón bien alto. Y mientras, los mortales, a disfrutar con una cena firmada por estrellas Michelin y grandes de la cocina española y con algunos de nuestros mejores vinos, que de eso tenemos y de sobra. Y a animar al candidato, oye, que se enfrenta a un reto dificilísimo.

Las entradas para acudir a la cena (40€) se pueden comprar en Internet desde ya mismo.

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: