RaqueLíquida

El mundo líquido… desde mis zapatos

Profanos del cóctel, ¡convertíos!

Ya es verano desde hace unas semanas y lo que más apetece es olvidarse de la oficina aunque sea por unas horas y salir a tomar algo, un vino, un champagne… o un cóctel. Últimamente el que más se ve por ahí, aparte del gin&tonic (que, técnicamente, no es un cóctel porque no lleva nada más que la base alcohólica y un refresco, así que es más propio llamarlo combinado, como el Cuba-libre), es el dichoso mojito. Y lo de dichoso no es porque me guste o no, que no es el caso (siendo RaqueLíquida abogaré por casi cualquier líquido y bebida de calidad tomada con moderación), sino porque lo veo, me lo encuentro, hasta en la sopa. Pero hay vida más allá del mojito, vaya que sí.

El otro día me llegó una comunicación donde se hablaba de que varios establecimientos en España contarán con un mojito de grifo listo para servir y al que solo hay que poner los aderezos correspondientes (el hielo, el limón y la hierbabuena o la menta) para disfrutarlo. Me dije a mí misma que, efectivamente, el mojito se está convirtiendo en un cóctel no solo de moda, sino al alcance de todos. No tengo ni idea de los precios que manejan estos preparados, pero imagino que serán algo superiores a los de una cerveza o un vino de la casa. Sinceramente, la idea de poder tomar un cóctel ya preparado no es la que más me atrae, pero también me parece recomendable si lo que uno quiere es empezar a probar los sabores de los cócteles.

Para empezar... perfecto

Por eso tampoco me parecen mal las botellas de otros cócteles ya preparados, porque uno puede empezar por ahí a enamorarse del cóctel (conocido ahora entre los más empollones como “mixología”) en sus casas y fiestas particulares y a partir de ahí saltar a su verdadero territorio: los bares. Porque, lo queramos o no, el bar es el santuario coctelero por excelencia.

Ya lo insinúa el más internacional de nuestros maestros cocteleros, Javier de las Muelas, cuando habla de los “feligreses” que acuden a la “liturgia” de tomar un cóctel en un bar. Porque no hay nada comparable, ni grifos, ni preparados, a llegar a una barra y encontrarte con alguien tras ella que te haga disfrutar con su cóctel. Bien preparado, eso sí, por lo que es recomendable escoger el sitio (en la mayor parte de las capitales españolas hay algún santuario donde acudir sin miedo a tomar un cóctel exquisito y bien mezclado por un profesional) y también, si uno es valiente, dejarse aconsejar por el barman: ahí, como cuando uno se deja sugerir por el sumiller para escoger el vino, puede estar la clave del disfrute del cóctel.

Y para continuar, las creaciones de los profesionales y los cócteles clasicos de nuestro barman favorito

Y se puede seguir pidiendo mojito, claro que sí, y en esta época aún más (aunque haciendo un poco el canalla, recomiendo probar el “No es un mojito” que prepara Mario Villalón en El Padre de Madrid), pero sabiendo que hay vida más allá: es apasionante (creedme, lo es) descubrir los amargos sabores del Negroni, la fortaleza del Manhattan, la frescura del Cosmopolitan, la elegancia del Dry Martini o el exotismo de los llamados cócteles Tiki (preguntad sin miedo al barman qué es eso…) e incluso probar las creaciones propias de cada bar (cócteles de autor, podríamos llamarlos, aunque todos, los conocidos y los menos, tienen sus creadores) o viajar en el tiempo hacia los cócteles más “rancietes” pero llenos de encanto, como el Ramos Gin Fizz (¿no despierta vuestra curiosidad?) o mi favorito, el Sazerac. Amén.

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Profanos del cóctel, ¡convertíos!

  1. Pingback: Cócteles para cada momento del último día del año « RaqueLíquida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: