RaqueLíquida

El mundo líquido… desde mis zapatos

Sed de ideas

Oigo por todas partes voces (no en plan el niño de El sexto sentido, sino voces reales) y leo en artículos de opinión que el periodismo vinícola y gastronómico está desmembrándose, que se acaba esa etapa en la que los colaboradores externos o redactores en asuntos enológicos y gastronómicos están condenados a la extinción. Una leve sonrisa escéptica asoma a mis comisuras.

Esta profesión, que no es sino periodismo como cualquier otro pero mucho más agradecido la mayor parte del tiempo para aquellos plumillas que disfrutan comiendo y bebiendo, visitando viñedos aunque caiga un sol a plomo o lluvia a cántaros y escuchando a los cocineros sus teorías y filosofías culinarias o a los bodegueros su concepto de bodega y elaboración (es mucho más, pero en esencia, esa es la parte más característica), es para el ajeno un caramelito delicioso que degustar sin esfuerzo, y para algún otro es una subcategoría con la que vivir de gorra casi todo el tiempo y, de vez en cuando, poner unas líneas favoreciendo a tal o cual vino o este o aquel restaurante.

Por eso, como le ocurre al periodismo en general, hay quien piensa que eso se puede hacer solo, que cualquiera puede escribir de lo que sea en una publicación si tiene los contactos necesarios y conoce algo el mundillo. Yo me río de eso, porque es justo lo contrario de lo que pienso yo.

Pero no me voy a poner catastrofista porque si no creyera en el periodismo gastronómico y vinícola real, honrado, con vocación de servicio público (sí, lo que leéis) y útil para los lectores no estaría empeñada en abrirme camino en él y en animar a seguir en la labor a muchos de mis compañeros. Tampoco escribiría este blog (que es mi herramienta para expresar cómo entiendo yo esta profesión, desde dentro) ni estaría dispuesta a participar en proyectos que, a primera vista, solo dan trabajo pero no ponen un plato de comida en mi mesa, ni siquiera me proporcionan un puesto en una velada canapera. ¿Y qué?

Como yo hay unos cuantos. Por eso no puedo, a pesar de que mi situación como periodista no me permite tener grandes lujos (buf, nada más lejos) dejar de apoyar todo lo que me parece que obedece a lo que no es una crisis tanto como un toque de atención para cambiar la situación (¿soy demasiado cándida? Pues lo seré, pero insisto). Si algo no funciona, como le pasa al consumo de vinos aquí en la piel de toro, quizá hay que plantearse por qué, y si el periodismo de vinos no gana bebedores de morapio, habrá que hacerse también la misma pregunta.

EnCrudo va de mano en mano... aquí lo tiene mi amiga Carmen

Por eso este blog, y por eso proyectos como el que se le ha ocurrido a Yanet Acosta (la autora de “El chef ha muerto” que recomendé en el post anterior) y Jacobo Gavira: un fanzine gastronómico canalla que se ha hecho como los de los años 60 o 70 con contribuciones desinteresadas y para distribuir libremente lo que también es cultura, la cultura enogastronómica. El fanzine se llama EnCrudo y está recorriendo países y manos para que quien quiera pueda leerlo, algo a lo que os animo desde aquí (y no solo porque yo haya participado y apoyado la iniciativa, es que creo que es una excelente idea que pone de manifiesto ese cambio del que hablo). Yo ya lo he leído y mi ejemplar pasará a manos de otros lectores hambrientos de diferencia. ¿A qué esperáis?

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Sed de ideas

  1. Lo que está cambiando en el periodismo vinícola es la relación entre el periodista y el consumidor. Mike Steinberger, crítico de Slate hablaba de ello en el año 2009 bajo el título “How the Internet has democratized drinking” http://www.slate.com/id/2229518/

    Sumarse a ese cambio o quedarse como dinosaurios ya es elección de cada periodista. Yo lo que espero es que el periodismo se ponga las pilas, más aún en España, ¿hay alguna revista de vinos en España que en calidad se pueda comparar con la Decanter, por ejemplo?. ¿Se pueden comparar las secciones de vino de suplementos dominicales españoles con las de Slate, NYT, Time, etc? Ni por asomo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: