RaqueLíquida

El mundo líquido… desde mis zapatos

“El Cuarto Poder” por José Luis Martínez

“El Cuarto Poder” por José Luis Martínez

Dejo aquí arriba un enlace a un artículo de opinión de un colega que me parece, aunque muy especializado, muy interesante y además sigue al hilo de mi post sobre las guías. Parece que somos, son, pocos los periodistas vinícolas que se patean este país y otros para contar el vino desde sus ojos y es menos aún el apoyo institucional cuando se trata de arrimar el hombro a modo de inserciones publicitarias. Y hablo precisamente de instituciones que lo primero que predican es que hay que “comunicar” el vino de forma cotidiana. Yo pretendo eso, y muchos de mis compañeros también, y quiero hacerlo desde revistas generalistas, pero sin dejar de escribir y contar el vino desde las especializadas, esas pensadas para la minoría que, sí, se interesa un poco más por el vino.

Me llama la atención este comentario cargado de ironía de José Luis: “Habrá que ver si el modelo de disfrute cotidiano del vino a modo de recetas sea el modo más adecuado para que esta campaña (…) cree poso en su público objetivo”. Sabe que en muchas revistas generalistas la atención por el vino, salvo honrosísimas excepciones (me encantan reportajes en Fuera de Serie, columnas en Cinco Días o reseñas en ABC), es la fotito de la botella junto a la receta firmada por una vaca sagrada de la información gastronómica…

Ahí lo dejo, si os estoy invitando a pensar y debatir, me doy por satisfecha.

Navegación en la entrada única

5 pensamientos en ““El Cuarto Poder” por José Luis Martínez

  1. Raquel, gracias por incluir el artículo. Sigo pensando que esta campaña se ha hecho con excesivo miedo cara a las instituciones para que el mensaje no se entendiera como promoción y, en mi opinión, habría que haber ido al gran público con los medios más cercanos e inmediatos -radio y televisión- y sin dejar de lado a algunos de los grandes portales de vino que hay en nuestro país y numerosos medios especializados…

    • José Luis, creo que entre que falta unidad y que hay presión por no dejar que el vino se vea como un alimento y parte de la dieta mediterránea, además de que muchos actores no saben ni por dónde se andan en el sector, la cosa está cruda…

  2. Hola. Desde luego si que estás animando a participar, y si que esto a mi también me parece que entronca mucho con tu post sobre las guías.

    Primero, la campaña de marras….ehem…que campaña? Yo más allá de alguna cosilla en la web y no se donde más, de campaña he visto más bien poco. Si eso es todo lo que se les ocurre a los encargados de promocionar y promover el consumo de vino, mejor será que cada bodeguero vaya puerta a puerta.

    Con respecto a las horas bajas de los periodistas vinícolas especializados, supongo que habrá varias razones, lo mismo que para la desaparición de publicaciones. Y algunas ya las mencionamos. La gente quiere otra cosa. El consumidor de vino ya no es sólo el cincuentón gordo que pide “un rioja” para comer. Salgo a picar algo o a comer, y veo en mesas de venti-treintañeros, botellas de vino. Y esa gente no busca (con perdón) tostones de guías y revistacas, cuando tienen mil aplicaciones para Android o IOs. Buscan participar, poder opinar, buscan alguien como ellos que de su opinión. Y eso, amigos, no lo da Peñín, ni Proensa, ni si me apuras Raquel Líquida ni Cristina Alcalá.
    Más allá del tema económico, hay que ver que quiere la sociedad y dárselo, o lo buscaran por su cuenta.
    Saludos.

    • Jeje, no te falta razón Smiorgan, pero volvemos a qué público es el objetivo de esas publicaciones. Desde luego no el que solo quiere beber una copa de vino y disfrutarla, que es fantástico y animo a cualquiera a que lo haga sin prejuicios ni tabúes. Ni tampoco el bebedor del mismo rioja desde hace años. Son esos pocos que están dentro o muy cerca del vino y quieren saber más, opinar, contar sus impresiones. Por eso hay tanto blog vinícola en ese tono, ¿no crees? La prensa del vino sufre como la generalista, y seguramente por lo mismo. No es lo que cuente, sino cómo, cómo se interactúa con un lector cada vez más informado, más formado y al tiempo permeable a cada vez más estímulos. Lo que tenemos que hacer, vineros y plumillas, es concienciarnos de eso. Lo que ayer valía, hoy no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: