RaqueLíquida

El mundo líquido… desde mis zapatos

De paseo por el Londres vinícola

Hace un montón que no aparezco por el blog, últimamente mi cantidad de trabajo (¡bien!) me impide pasarme por aquí para contar algo interesante, que esa, pese a no lograrlo siempre, ha sido mi intención. Pero poco a poco iré recuperando la coherencia y el blog, espero, volverá a cobrar vida, con otro tipo de contenidos aunque seguiré siendo yo. Quiero dar una vuelta a la forma de contar las cosas desde aquí y hacer el vino (y otros líquidos) mucho más atractivos para más gente, sin más. Y eso, no voy a negarlo, me está dando verdaderos quebraderos de cabeza para encontrar una fórmula con posibilidades de éxito.

Mientras tanto, me apetece contaros, si no habéis leído un reportaje publicado en la revista Sobremesa de enero, que me planeé un ansiado viaje a Londres, una ciudad que no conocía y a la que me moría por ir. No me decepcionó, aunque mi planteamiento de vacaciones TOTALES hubo de convertirse también en un asunto profesional, para poder, de algún modo, “subvencionarlo”. Así que, con ayuda de super Maite, la amiga experta en vino con la que fui, descubrí un universo que me deslumbró, entre mercadillos, Parlamento y tiendas vintage, un universo vinícola, gourmet, de ocio que literalmente me flipó: allí se vive fuera de casa, y el estilo de vida en la calle se cuida hasta el extremo. Recorrimos tiendas de vinos grandes y pequeñas, Vinopolis, un mega universo donde me encontré gente joven alucinando con el vino por copas, Borough Market, una forma de entender el mercado como solo un londinense sabe hacerlo; bares como Terroirs, Capote y Toros (un sherry bar con la carta de jereces más increíble que he visto, obra del ¡riojano! Abel Lusa, un auténtico genio en lo de vender el sabor español en la City) o el excéntrico, y nuevo para mí, The Green Man and the French Horn, el primer bar de vinos naturales que visité en mi vida (sí, fue hace apenas cuatro meses, no más) y donde me enfrenté a otra carta de vinos, esta vez del Loira y con una uva llamada gamay, que no he visto en ningún bar de vinos en España, y mira que soy de mirar cartas. Pero confío en que todo se andará, aunque no sé cuándo.

Torre del parlamento- Londres. Raqueliquida

Eso y más lo cuento en el reportaje, que, si queréis, os invito a echar un vistazo, y si os parece, podemos conversar por aquí, si queréis alguna idea o que os haga algún comentario sobre lo que vi, viví y bebí (y comí, que en London también se come) por allí.

Vinos que me llamaron la atención en Laithwaithe's

Ale, ¡hasta pronto!

Navegación en la entrada única

4 pensamientos en “De paseo por el Londres vinícola

  1. Escueto, pero con interesantes ideas para tener en cuenta para visitar “La City”

    PabloD [http://pablodgourmet.com/]

  2. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: