RaqueLíquida

El mundo líquido… desde mis zapatos

Archivo para la etiqueta “Grand Marnier”

Bebo cognac, ¿y qué?

Hace unos meses que dejé de trabajar para una casa de cognac y recuerdo, como uno de los retos que tenía en mi labor profesional, que el cognac en España, como el resto de los brandies, lo tenían bastante crudo para rejuvenecer su imagen. Es una bebida noble que se asocia, gracias al trabajo de muchos años de publicidades en esa línea, todo hay que decirlo, con un consumo teñido de ranciete, de anticuado y excesivamente clásico, difícil de redirigir hacia un público más joven.

Afortunadamente, al cognac, como a otras bebidas que padecen el mismo lastre y no encuentran vías de escape cara a remontar el consumo, le quedan los cócteles. Eso sin contar, que no sé si muchos lo sabréis, con que el cognac y el brandy son muy populares entre los jóvenes y son una bebida muy trendy, pero fuera de España e incluso de Europa, donde son tragos antiguos para tipos con bigote, puro y copa de balón

Esta bolita es un cóctel con Grand Marnier muuuy rico

.

Personalmente soy partidaria de beber vinos, destilados y cócteles sin prejuicios, abriendo la mente, como única vía para aprender y a disfrutar con ellos. Por eso si me ofrecen una copa con un cóctel de cognac no tengo el más mínimo reparo en probarla para decidir si me gusta o no. Y por eso descubrí que me gusta el cognac en combinados, que va muy bien con ginger ale, por ejemplo, y que si lo acompaño de cítricos el sabor se vuelve fresco, mucho más fácil de beber.

De hecho, hay licores a base de cognac y cítricos, como Cointreau y Grand Marnier, que apuestan por esa combinación para hacer de este destilado francés una bebida más fácil e introducirla en el mundo del cóctel.

Y no voy a hablar aquí, en un blog que lleva el apellido “líquida”, de lo genial que me parece la idea de echar un chorrito a la cobertura de chocolate o a cualquier postre que lleve cacao… Probadlo.

El otro día estuve en una fiesta que organizaba esta última marca con la intención de demostrar que los cognacs y las bebidas con base de cognac pueden tener un público más joven renunciando a la tradicional (y sí, algo rancia) copa de balón. Fue aprovechando la puesta de sol madrileña frente al Palacio Real y el cóctel que se servía, Grand Sunset, se inspiraba en ella. Hasta el vaso en forma de bola intentaba rememorar una puesta de sol. En su interior, cítricos, zumo de naranja y gotas de limón (ya he dicho que va muy bien con la naranja, el limón o el pomelo), hielo y soda. Sin más. Y estaba delicioso, la verdad.

... y este es un ambiente nada rancio donde tomarse un cóctel de Grand Marnier, por ejemplo

Me pareció una excelente idea para iluminar con un poco de juventud esta bebida que a mí me daba quebraderos de cabeza cuando intentaba comunicar que el cognac sí, también, es una opción para tomar cócteles diferentes de los de siempre.

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: