RaqueLíquida

El mundo líquido… desde mis zapatos

Archivo para la etiqueta “pubs”

Vino en las discotecas, que no sea una excepción

La semana pasada un grupo de jóvenes bodegueros presentó un par de vinos, los “Terrible”, en la madrileña Sala El Sol, con concierto de The Cabriolets incluido y comidita rica para picotear algo. A pesar de que la cantante bebía cerveza sin alcohol durante el concierto, en la sala lo que más se llevaba esa noche era beber vino. Y eso me encanta.

Y no solo me encantó entonces, me gustaría que se pusiera de moda. Sí, ya sé que es mucho pedir en un país en el que muchos consumidores de vino están desapareciendo. Y que no se incorporan nuevas generaciones a esto del bebercio que no tiren más por el calimocho (muy digno, oiga) o directamente por copazos innombrables mal preparados, mal combinados y potencialmente venenosos, no solo del cuerpo sino de la mente.

¿El vino de moda? ¿Por qué no?

Pero no pierdo la esperanza de que, poco a poco, el vino se ponga un poquito de moda, que se aleje de esa pátina rancieta que lo asocia con esnobs y se venga a la barra de las copas. Porque, durante el par de horitas que duró la presentación, había gente joven, GENTE JOVEN bebiendo copas de vino, blanco y tinto, Ribera y Rueda. Sé que fue un momento en el que el vino jugaba con ventaja y que Bimba Bosé, voz de The Cabriolets, no pasó por el aro de probar una gota sobre el escenario (quizá no le guste el vino, quién sabe). Pero ver a un montón de gente en vaqueros y camiseta, zapatillas y pelos de colores, rastas, gafas de pasta, tacones exagerados y ropa ajustada, todos compartiendo los Terribles, fue una enorme satisfacción que dibujó una sonrisa en mi boca toda la tarde.

Poner el vino en las discotecas y pubs, todo un reto

Oigo por ahí, me cuentan que en otros países el vino por la noche está de moda. Y no pierdo la esperanza de que aquí se convierta no ya en una moda, sino en una costumbre. Aquí, en un país productor con muchas raíces profundas que hacen del vino una bebida tradicional, cuesta bastante dar la vuelta a muchas creencias y rutinas en torno a él. Empezando por los servicios de vino, el poder contar con una botella a buena temperatura en una discoteca, algunas copitas que no hace falta que sean de lujo, dos o tres marcas para elegir… Cuesta, pero si hay muchas marcas de ginebra, ¿por qué no podría haberlas de vino? Algo sin pretensiones, precisamente como estos Terribles que están, todo sea dicho, muy ricos, y están pensados para beber en sitios como El Sol, o en cualquier otra discoteca o pub.

Etiqueta de uno de los vinos Terribles, el tinto de Ribera del Duero

Poco a poco, con iniciativas parecidas a la de los chicos de Terrible, igual hay alguna posibilidad.

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: