RaqueLíquida

El mundo líquido… desde mis zapatos

No son vinos cualquiera: Baleares y Txacoli

El fin de semana pasado Sesión Vermú fue un recorrido por los vinos de Baleares el sábado y unas pinceladas por el Txacoli el domingo. Los primeros, un mosaico de elaboraciones y una convivencia en paz entre uvas autóctonas, callet, manto negro, premsal… con uvas importadas y que dan buenos resultados en las islas como la chardonnay o la cabernet sauvignon. Los segundos, unos vinos ligeros y de chateo que últimamente (y al decir últimamente quiero decir de diez o quince años para acá) se están poniendo serios y ganando en entidad gracias al trabajo de elaboradores en las tres zonas, con Itsasmendi a la cabeza.

Os dejo el extracto de la sesión vermú del sábado aquí, junto con el vino que se cató en antena:

 

El vino: Miquel Gelabert Gran Vinya Son Caules 2006, DO Pla i Llevant, Bodegas Miquel Gelabert. Callet de viñas viejas y otras variedades en pequeña proporción. Elegante, concentrado e intenso, interesantísimo ejemplo de cómo la callet puede ser elegante sin renunciar a su carácter algo salvaje. Entre bambalinas, a los miembros de The Barembar Quartet y a Yago Mahúgo les encantó cuando lo probamos una vez terminado el programa.

El domingo le tocó al Txacoli y sus tres denominaciones de origen, defendimos, con la ayuda de Josechu Obregón que se entregó a la causa como buen bilbaíno, estos vinos, dignos de conocer, de que tengan también su atención porque hay blancos (todavía los tintos tienen que demostrarlo) muy pero que muy interesantes y a los que se acusa de ser “vino blanco” pero no txacoli.

Aquí está el podcast para quien quiera escucharlo:

 

El vino: Itsasmendi 7 2012, DO Bizkaiko Txacolina, Bodega ItsasmendiHondarrabi Zuri y en torno a un 20% de riesling. Vino con una entidad más allá del txacoli tradicional, perfecto para acompañar comidas, herbáceo, fresco, una acidez que le da una vivacidad muy agradable y que asegura su pervivencia unos años más en la botella, creciendo y llegando a esas notas de petróleo y una complejidad mayor de la que tiene ahora. Pero ahora está perfecto para disfrutar de su presencia en la boca, cremoso sin dejar de ser fresco. Un ejemplo de que el txacoli puede perdurar, algo en lo que se empeñó Garikoitz (el propietario del a bodega) hace tiempo y con lo que ahora otras bodegas están comulgando, como Upaingoa, en Getaria, por ejemplo.

Que disfrutéis de la semana, ya estoy preparando los guiones para la siguiente Sesión Vermú.

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “No son vinos cualquiera: Baleares y Txacoli

  1. www.larpeirosencantabria.com en dijo:

    Raquel supongo habrás probado el pinot noir con hondarrubi beltza de los istasmenddi, realmente a tener muy en cuenta, saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: