RaqueLíquida

El mundo líquido… desde mis zapatos

No son vinos cualquiera: Jerez y Rioja

Pedazo de sorpresas agradables las del pasado fin de semana en Sesión Vermú. Un talentazo embotellado en el cuerpecillo de Delia Agúndez (por favor, escuchadla aunque no os guste la música barroca, es una auténtica crack y merece la pena no solo oír su voz, sino verla cantando, tiene una gracia especial) al que acompañamos con vinos grandísimos como la valía de esta soprano cacereña: los de Jerez. El domingo, el flamenco sonó en la guitarra de Óscar Herrero poniéndome los pelos de punta de la emoción cuando recordaba al maestro Paco de Lucía, mientras en la copa esperaba un rioja de los que a mí me gustan, rebelde, como es el Lanzaga de Telmo Rodríguez.

Os dejo un vídeo de Delia que tiene también colgado en su web, y os animo a que, si la veis en un cartel musical, no perdáis la oportunidad de verla, de escucharla, tiene algo especial, es luminosa, como dijo Fernando Palacios de ella en el estudio. Y para una voz luminosa, nuestros vinos con más luz, los jereces, mágicos, indescifrables a veces, atractivos, magnéticos, seductores e infinitos (se nota que me molan, ¿no?). Pues eso, que todo lo que diga será parcial porque no puedo ser objetiva. Y si encima sumamos la estupenda sorpresa de que a Delia también le encantaron, no se pudo pedir más. Ese sábado hubo magia en el estudio.

El vino: Tío Pepe, fino, bodegas González Byass, Jerez. Había que elegir uno, y aunque me dejé joyas como el sorprendente fino de Tradición, o la coj… (no sigo) manzanilla de Antonio Barbadillo Mateos, opté por un vino conocido por todos, hasta los que no saben qué es un fino: Tío Pepe, un magnífico (y asequible) vino fino elaborado de forma tradicional, imperecedero, nunca defrauda, punzante, fresco, sequísimo y seductor.

Aquí está el podcast:

Óscar Herrero, de Tomelloso, reivindicó en antena los vinos de su tierra, pero le asignamos a su magia flamenca (cómo toca el tío, qué gustazo escucharle) un vino de Rioja mientras fui recorriendo contrarreloj las subzonas y el trabajo con las uvas que se hace en la región vinícola más famosa que tenemos en España. De Rioja hay mucho que decir, mucho que contar, y poco tiempo en el programa para hacerlo, pero había que reivindicar sus años de trabajo para posicionarse como la primera y más importante Denominación de Origen del país.

Luego, para compensar, tocó un vino de un rebelde, Telmo Rodríguez.

El vino: Lanzaga 2009. Compañía de Vinos de Telmo Rodríguez. Tempranillo, Garnacha y Graciano, una trilogía riojana por excelencia, y la reivindicación de los sabores de los pueblos a través del vino. Este, de Lanciego, Rioja Alavesa, y las manos de un buscador de viñas que quiere contar historias, pero historias que se beban. Una conversación previa con él (hacía tiempo que no hablaba con Telmo tranquilamente) que se podría haber alargado horas me convencieron de que el vino que elegí era un buen ejemplo para contar lo bueno, lo auténtico, de Rioja. Desde luego, no son solo los vinos de Telmo, pero hay que escoger uno…

Ahí va el podcast:

Navegación en la entrada única

3 pensamientos en “No son vinos cualquiera: Jerez y Rioja

  1. www.larpeirosencantabria.com en dijo:

    bueno, interesante, aunque el Tio Pepe llevo más de 30 años sin cogerle el tranquillo, se vende muy bien. Y el Lanzaga, reconozco que Telmo es un fenómeno.

  2. Gracias por tu crónica. Embelesadora, como todas, y sobre todo, tentadora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: